sábado, 16 de julio de 2011

INTOXICACION E INFECCION ALIMENTARIA, DIFERENCIAS

INTOXICACIÓN

Una intoxicación alimentaria es la manifestación clínica de toxicidad (intoxicación) consecuente a la exposición a sustancias tóxicas vehiculizadas por los alimentos tanto sólidos como líquidos. La intoxicación ocurre tras la ingestión de alimentos que están contaminados con sustancias orgánicas o inorgánicas perjudiciales para el organismo, tales como: venenos, toxinas, agentes biológicos patógenos, metales
La mayoría de los casos de intoxicaciones alimentarias son en realidad toxoinfecciones alimentarias, provocadas por bacterias patógenas, virus, priones o parásitos y/o sus productos metabólicos. Estas contaminaciones suelen surgir por manipulaciones, preparación o conservación inadecuadas de los alimentos. Unas buenas prácticas higiénicas antes, durante y tras la preparación de los alimentos pueden reducir las posibilidades de sufrir una intoxicación.

INFECCIÓN

Una infección ocasionada por un alimento es causada por los patógenos infecciosos (microoganismos que causan las infecciones) presentes en el mismo. Estos microorganismos se multiplican en el intestino liberando ciertas toxinas que invaden y dañan las células epiteliales, lo que resultará en dolores estomacales y diarreas luego de algunas horas o varios días de consumido el alimento. No obstante, después de algunos días, estos síntomas desaparecerán. Sin embargo, algunas personas todavía podrán eliminar el germen a través de las heces. A ellas se les conoce como portadores sanos. Debido a una mala higiene (en los inodoros), los alimentos, así como otras personas, podrán ser contaminados. Las bacterias que causan la mayoría de las infecciones alimentarias son las pertenecientes a los géneros Salmonella , Campylobacter y E. coli . Los virus son también causantes de trastornos. La mayoría de las infecciones causadas por los alimentos ocurren durante la época de verano debido a que las condiciones de crecimiento para las bacterias son mejores. Así mismo, en la mayoría de los casos, la infección alimentaria es muy leve, presentando la mayor parte de las personas sólo diarrea. Sin embargo, las personas mayores, los niños así como también aquellas personas con defensas bajas serán los más afectados severamente.
Un adecuado calentamiento de los alimentos puede prevenir estas infecciones, ya que la mayoría de las bacterias no formadoras de esporas son inactivadas a temperaturas mayores a los 70ºC. Sin embargo, a pesar de que la mayoría de infecciones causadas por alimentos ocurren en el hogar, frecuentemente los casos ocurridos en algún restaurante reciben mayor atención, debido a que estos últimos tienden a afectar a un mayor número de personas.

 

CONCLUSIÓN


Las infecciones son causadas por las bacterias que se encuentras en los alimentos a diferencia de las intoxicaciones que se dan por las toxinas producidas por bacterias

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada